Tema destacado 2020: Conservación, ambientalismo y administración — Espiritualidad ecológica como territorio común

Sin lugar a duda, los cambios ecosistémicos ejercen impacto sobre diversos aspectos de la vida del ser humano. En la medida en que experimentamos un incremento en los eventos climáticos, que transforman los ecosistemas en los cuales habitamos… ¿De qué modo dichos eventos nos ofrecen la ocasión para replantearnos las relaciones existentes entre la ecología, la religión y la espiritualidad? Situándonos en un contexto social más amplio… ¿Cómo podrían constituir las relaciones entre ecología, religión y espiritualidad, un marco de referencia para el diagnóstico que nos permita reflexionar acerca de cómo hemos llegado a donde nos encontramos ahora? Y, aventurándonos a realizar algún pronóstico… ¿En qué medida estos conocimientos de carácter social y espiritual orientan el pensamiento del futuro? ¿Es posible establecer un punto de encuentro en común ecuménico, donde confluyan tanto las perspectivas sobre el mundo de las culturas indígenas y de las grandes religiones como del racionalismo y las epistemologías científicas? ¿Puede el diálogo inter-confesional impulsar un curso de acción basado en principios éticos definidos en conjunto? ¿Cómo establecer alianzas entre los científicos y los líderes espirituales? ¿Qué oportunidades y responsabilidades se nos presentan con la finalidad de configurar un discurso público que integre aquellos aspectos concernientes a nuestro futuro ecológico? Por último… ¿Cómo gestionar, con un sentido crítico que atienda tanto al contexto social como a nuestra existencia planetaria, la diversidad religiosa y de las diferentes perspectivas espirituales que se dan cita en el debate actual?